Las mujeres no necesitamos héroes, sino que nos dejéis de tocar las pelotas

New-Girl-Jess

Que la completa liberación de la mujer se encuentra en un futuro lejano es algo de lo que no me cabe ninguna duda. Ya no sólo por las circunstancias que nos rodean difíciles de cambiar, sino por nosotras mismas en muchas ocasiones, que somos poco combativas y nos resignamos a muchas cosas a las que no deberíamos. El otro día estaba viendo New Girl, una serie bastante transgresora en ese sentido (la recomiendo!). La protagonista se levantaba el día de San Valentín y le decía a su compañero de piso, el típico ligón pica-flor, que si salían a ligar esa noche, que se había levantado guarrilla. Me descojoné de la risa, pero es verdad, qué coño, ¿por qué una tía no puede manifestar tranquilamente que está cachonda y un tío sí? Si una tía hace ese comentario en la vida real no se quita a los tíos de encima ni en mil años, ya no sólo en su imaginario habrá muchas posturas y poca ropa, sino que los comentarios podrían ser insoportables. Si un tío lo hiciera, aquí paz y después gloria. Leer el resto de esta entrada »


Cómo organizar una boda sin alquilar una finca (Segunda parte): diseñar los espacios

Rincones chulos para bodas

En teoría, si ya tienes un sitio para poder celebrar tu boda (como hablamos en mi anterior post sobre este tema), el siguiente paso que en mi opinión hay que dar es diseñar los espacios. Nosotros lo estuvimos haciendo hace poco: dimos una vuelta por todo el terreno libreta en mano y con un plano que nos había hecho mi suegro, que es un crack, fuimos viendo varios temas importantes. Leer el resto de esta entrada »


Huyendo de las sombras

Quique González dice que la suerte es una ramera de primera calidad. Y no podría estar más de acuerdo. Te pasas la vida huyendo de las sombras, de tus peores temores, de tus pesadillas, del fracaso, de esa vida que sabes que no quieres. Y a pesar de todo las cuestas se plantan en tu camino cada vez con mayor frecuencia y con intensidades que no habías previsto.

No quiero cerrar los ojos a la realidad, pero hay veces…hay veces que parece que no queda otra alternativa para sobrevivir. No quiero tener puesto siempre el piloto automático, no quiero vivir como un robot que mecaniza todos sus movimientos, incluso sus pensamientos son producto de un simple artilugio metálico. Siento que estoy tratando de huir de las sombras y la cosa se va complicando, como el punto álgido de una peli de aventuras. Ahora sólo falta un desenlace sorprendente, pero quizá no llegue. Leer el resto de esta entrada »


Mi primer producto para la tienda. La Mujer Bala está en camino

bordado de punto de cruz de monstruos clásicos

Bordado de punto de cruz de monstruos clásicos (pronto disponible en tienda online)

Hace tiempo que tengo el little dream de montar mi propia tienda online de productos hechos por mí. Seguramente será en Etsy, por el tema de llegar a más gente, y ya estoy trabajando en algunos productos. Lo que menos me cuesta es pensar en cosas nuevas que hacer, eso es un no parar; lo más difícil para mí es rematar la faena, me da una pereza tremenda. Parece que cuando ya lo tengo apuntito, cuando ya no me queda prácticamente nada, deja de interesarme. Creo que estoy un poco locatis, esto no es muy normal, debería de querer terminarlo para ver el producto final y sin embargo… Leer el resto de esta entrada »


Alma de rock

Ayer estuvimos en Tabarca grabando y haciendo fotos para presentar el fin de semana de talleres en Tabarca con Handmade Lab :) (Sí, ese era el bombazo!) y me llevé la guitarra, aunque sólo fuese para rasguear cuatro veces. Apenas teníamos tiempo y nos dedicamos a lo que habíamos ido. Pero una vez terminamos pude sentarme frente al mar a tocar un par de acordes, algún trozo de canción que aun anda crepitando por mi memoria…Son muchos años ya los que tengo abandonada mi acústica, creo que desde que dejé la universidad. Luego ya no encontraba tiempo y, cuando lo tenía…parece que ya me había cansado de ese tema. Pero ahora he decidido recuperarlo, como muchas otras cosas con las que realmente conecto. He decidido que van a dejar de estar en esa lista de recuperaciones imposibles para pasar a las de efectivas, posibles, disfrutables…

Digo alma de rock y yo creo que siempre la he tenido. No hay música que me toque más la fibra. Será que, por más que lo parezca a veces, al menos en este sentido, no traiciono a la teenager que llevo dentro. Será que siempre ha suscitado en mí un impulso primitivo de moverme, un chute energético que sacude todas mis perezas y me hace vibrar por dentro. No, no hay nada como el rock and roll, desde el más mítico hasta el más callejero. Las guitarras siempre me tocarán el corazón. Si nunca te has quedado dormido escuchando las notas salir de sus cuerdas, te invito a que lo hagas. Yo tengo la suerte de que el guachito es un guitarrista de cuidado y, muchas veces, en la cama, él toca alguna canción y yo me quedo dormida mientras las notas me transportan muy lejos.

Wasel Wasel me tomó esta foto tan chula. Teníamos ayer una luz alucinante y salieron buenas fotos y buen vídeo. Si queréis, podéis verlo todo aquí.


Septiembre me revoluciona

Ando sumergida en mil historias. Realmente no he parado en verano, sólo he bajado un poco el ritmo para no ir estresada. Como siempre, he empezado cosas nuevas para añadirlas a las que ya tenía y ha quedado demostrado que he intentado abarcar demasiado. Nada nuevo. Estoy intentando preparar productos para mi tienda online que espero abrir dentro de poco, pero es un trabajo lento. He leído, he salido, he reído y he estado bastante tranquila. Pero llega septiembre y yo ya sé lo que eso significa. Los días previos lo he estado esperando casi como cuando estabas en el cole y sabías que al día siguiente tenías excursión y no te podías dormir. Septiembre es mi mes favorito con diferencia, por eso siempre intento cogérmelo de vacaciones. La gente me mira raro, como preguntándose por qué alguien querría irse de vacaciones en septiembre. Yo me he acostumbrado a este mes en el que ya no hace tanto calor y mis biorritmos me piden que le dé la vuelta a la casa organizándola con el feng shui para cambiar las cosas de sitio, vuelvo a ordenar todos los cajones, me deshago de todo lo superfluo y me hago mil y un propósitos (algunos sobrevivirán y otros perecerán, es la ley de la naturaleza helenística y nada puedo hacer para frenarlo).

Amo este mes como si fuese un gran amigo: ese que intenta ponerte la vida en orden cuando tú no sabes por dónde cogerla. Ese es el poder que tiene en mí septiembre, ese es el influjo que ejerce sobre mí. Su hipnosis tiene consecuencias a veces contraproducentes: empezar ordenando la entrada y acabar sacando casi toda la casa de su sitio, decidir que quieres volver a pintar el salón, cambiar cuadros de sitio y volverlo a dejar todo en otro desorden distinto del que había. He decidido que soy caótica y punto. Tengo mi desorden y aunque me gustaría tenerlo más ordenado, uno tiene que saber cuál es su naturaleza y respetarla. Quizá fuese todo una cuestión de tiempo, ahora que tengo más mi vida es más pausada, desde luego: no me pongo nerviosa enseguida, soy capaz de sacar la calma de mi interior cuando la situación lo requiere, etc. Así que no sé si la casa está más ordenada o es que simplemente ya no me estresa tanto el hecho de que no lo esté.
Sigo con mis proyectos, entre otros, uno muy chulo que desvelaremos a mediados de esta semana y que está relacionado con el Handmade Lab, una oportunidad para que la gente de fuera pueda venir a nuestros talleres. Y chitón, no digo nada más que luego todo se sabe. Hemos tenido el Tercer Encuentro Nacional de Amigurumi y Craft y ha salido estupendamente :) y hemos vuelto a la actividad en Handmade Lab, poco a poco, como quien se despereza o se va sacudiendo la monotonía.

 

Amo septiembre. Vuelvo a las andadas.


No era un outfit, era como quería ser de mayor

El jueves pasado tuvimos cena de chicas en casa de Mary. Me gusta mucho mezclar estilos y romper al vestir, así que me puse una superfalda que tengo de Zara, que me compré antes de las rebajas, blanca con bordados de flores, muy hippie; una camiseta negra un poco punk, mis nuevos zapatos de cuña verdes y una cinta de cuero trenzada en la cabeza, con el pelo suelto; con un bolso tipo capazo de esparto. Hice la supertarta de oreo con la ayuda del Señor Guachito y esta es una de las veces que mejor ha quedado con diferencia. Y si no, juzgad vosotros mismos…

Tarta de oreo con forma de corazón

Tarta de oreo con forma de corazón

Me metí en el ascensor y…al mirarme en el espejo descubrí que la imagen que estaba proyectando en ese mismo instante era exactamente lo que soñaba ser de mayor. Me hubiese gustado hacerme una foto pero no tenía mucho tiempo y, además, me pareció un tanto narcisista. Pero tuve uno de esos momentos de reafirmación de las últimas decisiones importantes que he tomado en mi vida y por una vez sentí 100% que no estaba traicionándome a mí misma. Estoy relajada, me siento feliz, tengo tiempo, puedo decir que sí a los planes que me proponen sin mirar demasiado el calendario…estoy teniendo un verano que no tenía desde que era adolescente, porque ya en la universidad me metí siempre en muchas obligaciones y quería rentar mi tiempo de mil formas. Ahora también, no dejo de hacer cosas, pero estoy dejándome un poco llevar, aprovechando que es verano…Sé que en breve se me acaba el chollo pero soy feliz de poder trabajar en lo que quiero. Me siento una afortunada y creo que estoy encontrando mi camino, aunque sé que hay mucha gente que no lo entiende. Pero no importa, este equilibrio que tengo dentro vale su peso en oro! Os deseo lo mejor! Feliz agosto! Nos vemos en septiembre!


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 28 seguidores